Prensa y Multimedia

Noticias

Teniente Roberto Norambuena, de la Compañía de Ingenieros N° 11 “Tehuelches”: “La vida de un militar exige sacrificio y mucha voluntad”

Publicada: 24/11/2021

El 2 de noviembre es una fecha de gran significación para los integrantes del Arma de Ingenieros del Ejército, pues se conmemora el aniversario del desembarco y toma de Pisagua, considerada como la primera acción bélica de la Campaña de Tarapacá, durante la Guerra del Pacífico. En aquella jornada se plasmó todo el espíritu guerrero de los soldados del “parche azul” reflejándose en todas sus funciones: boga (o remo) desde las embarcaciones hacia la costa bajo fuego enemigo, apertura y mantención de las brechas logradas y combate junto a la infantería.

Han pasado 142 años desde aquel triunfo, y hoy, los herederos de aquellos valientes “zapadores” mantienen ese espíritu que los impulsa a abrir el camino en el campo de batalla. Uno de ellos es el Teniente Roberto Norambuena S., Comandante del Pelotón de Apoyo Técnico de la Compañía de Ingenieros Mecanizada N° 11 “Tehuelches”, quien recientemente fue destacado por sus capacidades profesionales como “Mejor Comandante de Pelotón de Ingenieros Mecanizado” de la 4ta. Brigada Acorazada “Chorrillos”, en Punta Arenas.

El Teniente Norambuena señala que es un privilegio ser parte de los ingenieros del Ejército, ya que constituye una fuerza polivalente, cuyo proceso formativo entrega  al oficial numerosas herramientas para desenvolverse en áreas tan diversas como apoyo en el combate, construcción de infraestructura militar, desminado o construcción de caminos y puentes, todas enfocadas o sintetizadas en el lema del Arma: “los obstáculos son para vencerlos”.

En su rol de Comandante de Pelotón de Apoyo Técnico, el Teniente Norambuena  tiene a su cargo tres vehículos M113 Plus Pala Dozer y un vehículo de transporte de material. “Los ingenieros de unidades acorazadas son muy importantes porque gracias a su labor de apertura de brechas, los blindados cuentan con mayor maniobrabilidad y pueden avanzar en terrenos complejos como el que existe en el extremo austral del país, con mucha ondulación, barro, nieve o escarcha”. En ese sentido valora el nivel profesional del personal de la Brigada “Chorrillos”, el cual se desenvuelve principalmente en vehículos “Abre brechas” (campo minado), “lanzapuentes” y “Pala dozer” (zapador).

El Teniente Norambuena ingresó a la Escuela Militar el año 2012. De aquellos años de cadete recuerda un período práctico durante el tercer año en el cual participó en una Fase de Formación Inicial del Combatiente Individual (FFICI). “Nos desplazamos al Destacamento de Montaña N° 3 “Yungay”, lugar donde me correspondió el rol de Comandante de Sección de un grupo de soldados conscriptos provenientes de Chillán. Ahí se termina la teoría y se entraba de lleno en la realidad de la formación del soldado, donde se acaban las comodidades y debe prevalecer la disciplina. En ese momento comprendí que era el lugar donde quería estar, porque la vida de un militar exige sacrificio y mucha voluntad”.

Luego de efectuar el Curso Básico para Oficial de Armas en la Escuela de Ingenieros, fue destinado a la 4ta. Brigada Acorazada “Chorrillos”, Unidad de Armas Combinadas donde rápidamente comprendió la importancia de los vehículos acorazados en maniobras de movilidad y contra movilidad durante el combate. Y hoy, cuando la unidad reconoce sus méritos, siente que “fue un honor recibir esta distinción que es también para mi equipo de trabajo, con los cuales nunca dejo de aprender. Todos los días me levanto motivado para cumplir la misión encomendada y eso pasa cuando uno hace lo que realmente le gusta”, concluye.    

Galería

Ejército de Chile

Av. Tupper 1725, Santiago Centro - Chile
+56 2 2693 4000 (Central Telefónica)
|
+56 2 2693 4701 / +56 2 2693 4703 (Relaciones Públicas) | [email protected]atejercito.cl