Prensa y Multimedia

Noticias

Comandante en Jefe inspecciona obras del camino más austral que construye el Cuerpo Militar del Trabajo

Publicada: 12/02/2021

Hasta la localidad de Caleta 2 de Mayo, ubicada en Bahía Yendegaia, en el extremo sur del territorio chileno de Isla Grande de Tierra del Fuego, se trasladó el Comandante en Jefe del Ejército (CJE), General Ricardo Martínez Menanteau, para inspeccionar las obras de conectividad que está realizando el Cuerpo Militar del Trabajo (CMT) en la zona y cuyo objetivo es unir, a través de una ruta bimodal (terrestre y marítima), las ciudades de Punta Arenas y Puerto Williams.

En la actualidad, el convenio “Construcción Camino Vicuña-Yendegaia”, establecido con el MOP, considera dos frentes de trabajo: la etapa XI, que avanza de norte a sur desde Estancia Vicuña y la Etapa X, que va de sur a norte, comenzando en Caleta 2 de Mayo.

Es este último frente el que fue visitado por el CJE, con la finalidad de observar el estado de avance de la ruta e interiorizarse de las necesidades que tiene el personal de la Subjefatura Zonal “Punta Arenas” para el desempeño de sus funciones. 

Al llegar al campamento base, el CJE se reunió con el personal, instancia en la que les manifestó que “deben sentir orgullo por formar parte de un grupo extraordinario, que con su abnegada labor logra abrir caminos en zonas inhóspitas, pero de gran riqueza, generándole al Estado de Chile presencia en lugares tan apartados como éste. He constatado que su trabajo, que va en directo beneficio de nuestros compatriotas, es excelente y sacrificado, pues pasan gran parte de su tiempo alejados de sus familias. Es por ello que va mi reconocimiento y agradecimiento a cada uno de ustedes, que, sin duda, serán recordados por diversas generaciones por haber sido quienes lograron unir la zona Austral de Chile, impulsando el desarrollo y progreso del país”.

Luego, el General Martínez verificó en terreno los 16 kilómetros de avance de la ruta, los que han sido ejecutados a pesar de las adversas condiciones geográficas y climáticas que presenta la zona, y con las cuales deben lidiar, diariamente, los efectivos y empleados civiles del CMT.

Para el Soldado Conscripto Araya Arriagada E., quien se desempeña como ayudante explosivista en la faena, trabajar en el CMT ha sido una gran experiencia, pues nunca se imaginó estar en un lugar tan lejano, aislado y con condiciones extremas. “Soy de Talcahuano, así que he notado la diferencia respecto de donde vengo, especialmente, por el cambio climático, lo que fue un golpe inmenso para mí. Pero el sacrificio que estoy haciendo es para ayudar a conectar una parte de nuestro país, porque acá hay muchas personas que no pueden llegar a Punta Arenas porque no hay un camino que los conecte”, manifestó el joven. 

Uno de los puntos relevantes de este proyecto ha sido salvaguardar el patrimonio arqueológico hallado en medio de las faenas, el que corresponde a más de 100 sitios pertenecientes a la cultura Yagán, a lo que se suma el cuidado medioambiental, a través de un estricto cumplimento de la normativa vigente de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA).

En ese sentido, el Capitán Robertson Burboa H., Jefe de Sector del Campamento Caleta 2 de Mayo, explica que el personal, además de sus competencias profesionales y técnicas, se encuentra capacitado y permanentemente orientado por profesionales especialistas que posee el CMT en esta materia. “Ante los numerosos hallazgos arqueológicos, hemos adaptado nuestras labores con el objetivo de resguardar este patrimonio y la herencia cultural que se puede encontrar en él. Asimismo, y conforme a lo que nos indica la RCA, hemos debido enfrentar el gran desafío de colaborar a la conservación del pájaro carpintero, especie protegida que habita en la zona y que se aparea entre los meses de octubre y marzo, periodo durante el cual no se pueden realizar labores que contaminen acústicamente, pues podrían afectarlos”, explicó.

La desconexión geográfica que existe entre Caleta 2 de Mayo con Punta Arenas y Puerto Williams, es otro de los obstáculos que han debido enfrentar, pues ésta dificulta el envío de maquinaria o combustible, elementos indispensables para el correcto avance de las obras. Con el arribo, hace casi tres años de la barcaza “Aunashaka”, se ha logrado disminuir este problema, al entregar un valioso apoyo logístico para la ejecución de las faenas, gracias a su capacidad de transporte de hasta 600 toneladas y 100 pasajeros.

Cabe señalar que este magno proyecto de conectividad se inició en el año 1994, momento desde el cual han trabajado más de 500 integrantes del Cuerpo Militar del Trabajo, en las 11 etapas desarrolladas para alcanzar los 139,6 kilómetros necesarios para unir la Región de Magallanes y Antártica Chilena.

Galería

Ejército de Chile

Av. Tupper 1725, Santiago Centro - Chile
+56 2 2693 4000 (Central Telefónica)
|
+56 2 2693 4701 / +56 2 2693 4703 (Relaciones Públicas) | [email protected]atejercito.cl