Prensa y Multimedia

Noticias

Cabo 1° Camilo Riffo: “Un buen guerrero debe ser multifuncional”

Publicada: 09/06/2021

En marzo de 2017, un integrante del Ejército de Chile obtuvo un merecido segundo lugar en la Competencia Best Warrior (Mejor Guerrero), certamen anual efectuado por las Fuerzas Militares del Estado de Texas (EE.UU.) que reúne a los mejores cabos y sargentos de la Guardia Nacional y Guardia Aérea Nacional más países invitados, con el fin de competir en duras pruebas de situaciones de combate real, donde los participantes deben hacer valer su resistencia, conocimientos, inteligencia y condición física.

No fue una casualidad que el Cabo 1° Camilo Riffo L. estuviera en aquel podio, ni menos que fuese el ganador de la prueba de marcha de 12 millas (19,3 kms) durante aquel evento. Llegar a esas instancias significó antes obtener el primer lugar dentro de la IV División de Ejército y luego ganar el “Mejor Guerrero del Ejército de Chile 2016”, competencia que reunió a 21 competidores de todas las divisiones de la Institución en el Campo de Instrucción y Entrenamiento “General Bari” en Linares. Este logro dio cuenta de que la excelencia en el terreno no se improvisa, porque los triunfos llegan tras un largo camino de rigor y disciplina.

Para el Cabo 1° Riffo, un buen guerrero es un combatiente que debe mantener una excelente forma física, pero además, valerse de los recursos que tiene a mano para resolver situaciones con distinto grado de dificultad, es decir, ser multifuncional y pensar con la mente fría. Además de lo anterior, añade, “debe ser perseverante, dúctil, buen compañero, proactivo y capaz de actualizar sus conocimientos de forma permanente. Recordemos nuestra herencia guerrera y la capacidad de adaptación del soldado chileno al clima y la geografía. Eso cuenta y ha quedado demostrado en la historia”.

Actualmente se desempeña como auxiliar e instructor en el Campo de Instrucción y Entrenamiento “Las Bandurrias” y en labores administrativas relacionadas al Material de Guerra . Destaca el rol de los integrantes del Ejército en la zona austral como parte integrante de la comunidad. “Acá las distancias son muy largas, el transporte es por vía terrestre y marítima y las condiciones climáticas son complejas, con mucha lluvia y nieve. Por eso cumplimos un rol permanente de apoyo a la ciudadanía. Por ejemplo, cuando se han producido terremotos blancos, hemos llegado con ayuda hasta los lugares más aislados”.

Desde que realizó su Servicio Militar en el año 2003 en el entonces Regimiento de Artillería “Maturana” de La Unión, este “mejor guerrero” ha trabajado con ahínco y sumado una experiencia valiosa, la cual fue reconocida por la Institución en dos oportunidades con el premio “Comandante en Jefe del Ejército” (2011 y 2017), estímulo que lo destacó entre sus pares de la IV División de Ejército.  

Tras licenciarse del Servicio Militar Obligatorio, fue Soldado de Tropa Profesional. Luego de un año, fue aceptado en la Escuela de Suboficiales, Instituto donde obtuvo la especialidad de Artillería, línea de carrera que desarrolló en la escuela del Arma en Linares. “Nunca olvido el orgullo de mis padres, los que a pesar de vivir en una zona aislada de Carahue y disponer de pocos recursos económicos me inculcaron el valor del trabajo, la disciplina y el respeto por las personas. Siempre alentaron mi vocación militar y mis ganas de servir al país”.

Con la firme convicción de que un soldado debe adquirir diversos conocimientos que le servirán en el campo de batalla, efectuó el curso de Paracaidista Básico en el 2007 y un año más tarde el curso de Instructor de Montaña. Lo aprendido en esta última instancia fue esencial para que desde entonces integre la Patrulla de Auxilio y Rescate Militar (PARME) del Destacamento Motorizado N° 14 “Aysén”, agrupación que en todo este tiempo ha participado en la búsqueda de turistas, arrieros y montañistas, y que tuvo en el aluvión de Villa Santa Lucía (diciembre de 2017), una de sus tareas más complejas.  

Hoy, cuando el personal de su unidad se prepara para desplegarse en los locales de votación de la Región de Los Ríos para la segunda vuelta en la elección de gobernadores, el Cabo 1° Riffo agrega finalmente que la formación física de un guerrero debe ser constante, junto a la capacitación, todo lo cual le permiten desenvolverse adecuadamente en situaciones inesperadas y complejas. “Lo que ha pasado en nuestro país en los últimos dos años es muestra de ello”.

Galería

Ejército de Chile

Av. Tupper 1725, Santiago Centro - Chile
+56 2 2693 4000 (Central Telefónica)
|
+56 2 2693 4701 / +56 2 2693 4703 (Relaciones Públicas) | [email protected]atejercito.cl