Prensa y Multimedia

Noticias

Cabo 1° Alejandro Guajardo: Cara a cara con el COVID- 19

Publicada: 16/11/2020

Desde el primer día, luego de decretarse el Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe debido al COVID-19, el Ejército movilizó recursos humanos y técnicos para colaborar con la autoridad sanitaria y, de este modo, prevenir los contagios por la pandemia. El personal militar se desplegó en cordones sanitarios, controlando el toque de queda o entregando ayuda humanitaria a la población vulnerable.

Fue en este escenario complejo que un reducido contingente, que no supera los 300 hombres a nivel país, ha efectuado una labor casi anónima, pero fundamental en el combate del virus. Se trata de los enfermeros del Servicio de Veterinaria especialistas en Salud Ambiental, cuya misión ha sido la de sanitizar las propias unidades del Ejército y diversos espacios públicos como villas, hogares de ancianos y del Sename, cuarteles de Carabineros y Bomberos, ranchos solidarios e incluso locales de votación, de forma previa al reciente Plebiscito Nacional del 25 de octubre.

El Cabo 1° Alejandro Guajardo C., integrante del Regimiento Logístico N° 1 “Bellavista”, es uno de ellos. Reconoce que al conocerse los primeros casos positivos de COVID-19 en Chile, el personal de su área comprendió que se venía una labor compleja por el desconocimiento del comportamiento del virus y el alto nivel de contagio.

“Asumimos la tarea por el bien de la ciudadanía, además, ya contábamos con experiencia en materia de sanitización”, dice el Cabo Guajardo, agregando que “un grupo no menor de nosotros nos desplegamos en la zona más afectada por el terremoto del 27F y en Copiapó, después del aluvión del 2015”.

Durante los últimos ocho meses, el Cabo 1° Guajardo ha debido reemplazar su uniforme de campaña por un buzo de papel blanco modelo Tyuvek, botas de PVC, guantes de nitrilo verdes y máscara completa con filtro M95. Con esta vestimenta, más los equipos que contienen amonio cuaternario, cloro o sanitizantes cítricos, se desplaza por diversas instalaciones eliminando al temible virus que tienen en jaque a todo el planeta. “Tal vez por eso es que mis compañeros y yo somos más precavidos que el resto de la población. Somos rigurosos en nuestro trabajo, en gran medida porque hemos sido capacitados no sólo en materia de enfermedades, sino también en eventuales ataques químicos”, reflexiona el militar.

Pero sus precauciones no terminan ahí. Al concluir su jornada, él y sus compañeros de labores del Regimiento “Bellavista” pasan por una ducha de descontaminación biológica. “Toda precaución es poca”, asegura. “Es por esto que también sanitizamos el equipamiento de nuestro personal que debe estar en la calle. Es una forma de que la población esté más tranquila, sabiendo que aquellos que los fiscalizan están en buenas condiciones de salud”, concluye.   

Galería

Ejército de Chile

Av. Tupper 1725, Santiago Centro - Chile
+56 2 2693 4000 (Central Telefónica)
|
+56 2 2693 4701 / +56 2 2693 4703 (Relaciones Públicas) | [email protected]atejercito.cl