Toma de posesión del nuevo Obispo Castrense de Chile

Para  comenzar formalmente el ministerio episcopal en servicio de las Fuerzas Armadas y Carabineros, el sábado 12 de septiembre tomó posesión canónica del Obispado Castrense de Chile, Monseñor Santiago Silva Retamales, tras haber sido nombrado por el Papa Francisco, el 7 de julio pasado.

Al emotivo acto asistieron el Nuncio Apostólico en Chile, Monseñor Ivo Scapolo,  el  Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzatti, los Comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas, y un representante del Director General de Carabineros; el Jefe del Estado Mayor Conjunto, el Subsecretario para las Fuerzas Armadas, Gabriel Gaspar T., además de  capellanes militares e invitados especiales como el Obispo Castrense de Perú, Monseñor Juan Carlos Vera.

La toma de posesión canónica consideró dos instancias; la primera con la recepción por parte del entonces Administrador del Obispado Castrense y  Rector de la Iglesia Catedral, Monseñor Claudio Verdugo, quien recibió en la puerta de la Catedral Castrense al nombrado nuevo Obispo Castrense.

Acto seguido, el nuevo Obispo Castrense se trasladó a la capilla del Santísimo Sacramento, donde tuvo un momento de oración, y luego se dirigió a la sacristía para revestirse con los ornamentos litúrgicos correspondientes al Obispo Castrense de Chile, en la Iglesia Catedral Castrense, su nueva Sede episcopal.

El segundo momento fue la celebración de la Santa Misa, que una vez concluida la procesión de entrada, Monseñor Scapolo inició con la celebración eucarística y lectura de un mensaje a los presentes, donde recordó la creación de ese servicio por el Papa Pío X, en 1910, al tiempo que expresó su “deseo de que continúe cumpliendo con mucho fruto su ministerio episcopal”, en alusión al nuevo Obispo Castrense.

A continuación se dio lectura a la Bula Pontificia, firmada por el Papa Francisco, que acredita el nombramiento del nuevo Obispo Castrense de Chile, ocasión en que el Nuncio Apostólico entregó el báculo, símbolo de su misión pastoral, para posteriormente recibir el saludo de los capellanes como reconocimiento a su nuevo Pastor en señal de obediencia y respeto.

Con posterioridad se firmaron las actas, que dejan constancia de que el acto realizado fue conforme al derecho canónico. Luego la Santa Misa continuó, para finalmente dar lectura al decreto que nombra Vicario General para el Obispado Castrense al Presbítero Claudio Verdugo C., por tres años. Junto con ello se nombró Secretario General y Canciller para el Obispado Castrense, al Presbítero Jaime Casals C., igualmente por tres años.

Al término, Monseñor Silva agradeció a los presentes por participar en el acontecimiento eclesiástico, “un acto de iglesia que permite continuar el pastoreo”, y especialmente al Comandante en Jefe del Ejército, por haber sido su primer inductor en esa labor de servicio.

 

DEPARTAMENTO COMUNICACIONAL

 

 

 

Escrito el 2015-09-14 11:17:37