Quiénes Somos

...

Se firma el Tratado de Lircay

Durante la independencia, se firma una tregua entre el bando patriota –representado por Bernardo O’Higgins- y el realista –representado por Gabino Gaínza. Entre sus  artículos, se estipulaba el reconocimiento de la soberanía de Fernando VII y de la autoridad de la regencia; se enviarían representantes a las cortes de Cádiz, España, “para sancionar en las cortes la constitución que éstas han formado, después que las mismas cortes oigan sus representaciones”, manteniéndose mientras tanto el gobierno interior con todo su poder y facultades, inclusive el comercio libre con las naciones aliadas y neutrales; el ejército realista debía evacuar la ciudad de Talca en el plazo de 30 horas y toda la provincia de Concepción en el plazo de un mes, a contar de la fecha en que el convenio fuera ratificado por el gobierno chileno; y se restablecían las comunicaciones comerciales con el resto de la monarquía. El Senado aprobó el tratado el día 5, con la sola modificación de un artículo, para que Bernardo O’Higgins permaneciera en el país, en vez de presentarse en Perú en calidad de rehén.

En España, Fernando VII reasumía como monarca absoluto, disolvía las Cortes de Cádiz e invalidaba sus resoluciones. En Chillán, José Miguel Carrera era liberado por los realistas, y, en desacuerdo con el tratado, depone al Director Supremo Francisco de la Lastra y se adueña del poder. El tratado finalmente no fue respetado por ninguna de las partes, siendo el primero en no acatarlo el propio Gaínza, quien se arrepintió de haberlo firmado, pues creyó ver en él las condiciones de paz fijadas por el vencedor. Entre los patriotas también se notó la resistencia y el primer estallido fue al ordenarse la sustitución de la bandera chilena por la antigua bandera española.

Ejército de Chile

Av. Tupper 1725, Santiago Centro - Chile
+56 2 2693 4000 (Central Telefónica)
|
+56 2 2693 4701 / +56 2 2693 4703 (Relaciones Públicas) | [email protected]atejercito.cl